Los abogados expertos de Feced Abogados explican en qué casos la Ley de Segunda Oportunidad es posible sin perder una casa

Los abogados expertos de Feced Abogados explican en qué casos la Ley de Segunda Oportunidad es posible sin perder una casa

La herramienta fiscal para contrarrestar el peso de las deudas que no cuentan con solvencia para ser pagadas, ya sean préstamos, avales, embargos e hipotecas se conoce como la Ley de Segunda Oportunidad. Se trata de un procedimiento concursal y, por lo tanto, todos los bienes en posesión deberán someterse a la liquidación para realizar el pago correspondiente a los acreedores. De todos modos, en ocasiones excepcionales, hay la posibilidad de acceder a alternativas que no suponen la pérdida del hogar.

Feced Abogados ofrece una consultoría completa sobre cómo aplicar la Ley de Segunda Oportunidad sin perder casa.

Ley de Segunda Oportunidad sin pérdida de vivienda

El equipo de abogados expertos en la Ley de Segunda Oportunidad de Feced Abogados ofrece una asesoría actualizada y de alta calidad sobre los casos en los que no se someten todos los bienes a liquidación, creando alternativas para el bienestar del cliente al momento del alivio económico.

Feced Abogados advierte que la clave de salvar el patrimonio de vivienda circula en tres componentes principales: el valor de la vivienda, la deuda hipotecaria que queda por pagar y que dicha vivienda sea la residencia habitual del deudor. Hay que tener en cuenta con cierta aclaración que el banco que tiene un bien bajo hipoteca es acreedor privilegiado especial en concurso, brindando una cierta preferencia y hasta primer cobro por encima hasta de Seguridad Social, por tanto, dependerá del valor de la vivienda si merece la pena o no liquidar el bien.

Casos excepcionales de conservación de vivienda en la Ley de Segunda Oportunidad

Un caso puntual postulado por el propio equipo profesional de Feced Abogados sirve de ejemplo. En este ejemplo “se tiene una casa valorada en 100.000€, gravada con un préstamo hipotecario del cual queda por pagar 110.00, y, además, dicho préstamo se lleva al día sin deber una sola cuota. En este caso, no se debería liquidar la vivienda nunca porque no beneficia a nadie, no se está resolviendo ningún problema, sino creando uno nuevo a todas las partes intervinientes en un concurso, ya que las posibilidades de que se venda esa vivienda por lo que se debe de préstamo hipotecario son prácticamente nulas.”

De esta manera, se evalúa un caso en el que no se arremete a la perdida de bienes de vivienda y se pueda acceder a soluciones a partir de alternativas fiscales de la mano de un equipo de expertos que ofrecen una asesoría profesional que vela por los intereses del cliente. De esta manera, Feced Abogados, expertos en la Ley de Segunda Oportunidad, están dispuestos a salvar la mayoría de bienes a disposición.

Ir a la fuente
Author: Redacción

Powered by WPeMatico