Dentistas para niños en Clínica Dentae Sevilla

/COMUNICAE/

La odontopediatría, es decir, la especialidad de los dentistas infantiles, se basa en la exploración y tratamiento desde la primera dentición hasta la adolescencia

Muchas personas lo desconocen, pero a partir del primer año de vida no solo es recomendable sino muy importante acudir a los dentistas para niños, es decir, a los especialistas en odontopediatría, no solo para detectar posibles problemas de mordida, del habla o incluso de la respiración, sino también para fomentar la higiene dental y un correcto crecimiento de los dientes en los más pequeños.

La odontopediatría, es decir, la especialidad de los dentistas infantiles, se basa en la exploración y tratamiento desde la primera dentición hasta la adolescencia. «Cabe destacar la importancia de acudir al odontopediatra a partir desde el primer año de vida, que suele coincidir con el nacimiento del primer diente, para detectar posibles problemas. La mayoría de ellos pueden corregirse con más facilidad a edades tempranas aprovechando el crecimiento de los huesos», explican desde Clínica Dentae, clínica dental de Sevilla cuyo departamento de odontopediatría dispone de un gran equipo profesional de dentistas infantiles.

«Al igual que un adulto, un niño debe de acudir periódicamente a una revisión para tener una correcta salud bucodental, así como para crear hábitos de limpieza diaria y que desaparezca el miedo que muchos niños tienen al acudir al dentista», añaden desde esta clínica dental sevillana.

Los tratamientos preventivos más frecuentes en niños, según Clínica Dentae, son la higiene dental (para eliminar la placa bacteriana formada por alimentos y bacterias), la aplicación de flúor (para recuperar el tejido duro del diente después de la desmineralización que ocurre por el ataque ácido de la placa bacteriana) y, por último, los selladores en las zonas más susceptibles de padecer caries, por el difícil acceso al cepillado.

Consejos y hábitos para los más pequeños
«Los tratamientos preventivos cobran especial importancia ya que las caries son la principal enfermedad crónica en los niños y que además pueden afectar a los dientes definitivos, debido a que si un diente definitivo erupciona en una boca con caries va a tener más probabilidades de enfermar», afirman desde Clínica Dentae. «Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) más de 530 millones de niños en el mundo sufren caries dentales en los dientes de leche. El traumatismo dental es muy frecuente también en la infancia y se debe acudir de inmediato al dentista para aplicar el tratamiento más adecuado».

Con una buena alimentación, el hábito de limpieza y la visita periódica al odontopediatra es posible conseguir que los más pequeños luzcan siempre una sonrisa sana. «En Clínica Dentae vas a encontrar a un gran equipo de profesionales que estaremos encantados de cuidar de la sonrisa de los más pequeños».

Para mas información: clinicadentae.com

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico